En la secuencia se ve que el cuerpo del canino está tensionado y no despega la mirada del cuerpo de su amo. 

Los asistentes al funeral no creen lo que están viendo y acarician al perro para que se calme. 

Una mujer que sostiene al animal trata de retirarlo, pero el canino no quiere y con sus garras se aferra al ataúd. 

En un instante, se alcanza a ver lo que parece ser un lágrima caer del animal, lo que conmueve a los asistentes. 

Se cree que el conmovedor hecho ocurrió en México, pero algunos usuarios aseguran que pasó en Perú.