Un video que circula en redes muestra que mientras estaba arrinconado contra una pared, Mark se quitó el reloj y, en vez de entregárselo al delincuente, lo lanzó hasta el techo de una tienda, dejando al ladrón sin posibilidad de robárselo.

Como se ve en las imágenes, el bandido quedó desconcertado ante la reacción de la víctima y luego de unos segundos decidió llevarse el portátil de Mark, avaluado, según Daily Mail, en 3.500 libras esterlinas (15,7 millones de pesos).

El hecho se registró hacia las 6:30 de la tarde del pasado 2 de marzo, en Basildon, informó el diario británico y añadió que la policía ya está investigando el caso.

En entrevista con el rotativo inglés, Mark confesó que no sabe cómo resultó arrojando el reloj, pues en ese momento estaba muy asustado, sobre todo porque el delincuente no dejaba de amenazarlo con que lo apuñalaría con el cuchillo, que tenía entre 30 y 38 centímetros:

“Tan pronto como lo hice, pensé, ¿por qué hice eso?'”.

El hombre, quien finalmente recuperó el reloj, agregó que no sabía si en verdad había hecho “lo correcto”. Además, le dijo a Daily Mail que ahora esperaba volver a tener el computador en sus manos.

Este es el video de lo ocurrido: