La tripulación se dio cuenta de lo ocurrido y detuvo al hombre, identificado solo por su apellido, Xia. De acuerdo con South China Morning Post, “si las monedas hubieran terminado en los motores del avión, habrían dañado la turbina giratoria y podrían haber causado una falla en el motor”.

El periódico indicó que a Xia, de 31 años, lo arrestaron por “alertar el orden público”, pues el vuelo tuvo que ser retrasado por 30 minutos. Al hombre lo condenaron a pasar 10 días en la cárcel.

El medio agregó que el pasajero lanzó las monedas luego de que su suegra se lo sugiriera: ella pensaba que de esa manera él, su esposa y su hija, de 4 meses, tendrían un vuelo seguro.

Aunque el hombre se quedó detenido en Wuhan, su esposa y su pequeña viajaron hasta Xinjiang, de donde salieron hacia Urumchi, concluyó el periódico.

A continuación, el video del momento en que el hombre arroja las monedas: