Al paciente, de quien no se reveló la identidad ni la intervención a la que debía someterse, le hicieron el transplante de riñón luego de que lo confundieran con un hombre que tenía el mismo nombre y una “edad similar”, informó New York Post.

Por fortuna, el cuerpo del paciente respondió bien al transplante, que se llevó a cabo el pasado 18 de noviembre, indicó el periódico estadounidense. El diario agregó que los médicos se dieron cuenta del error al día siguiente.

Una semana después, los doctores operaron exitosamente al paciente que sí debía recibir el riñón, reportó el mismo medio.

A través de un comunicado, conocido por el New York Post, el vicepresidente ejecutivo del hospital, Reginald Blaber, calificó el error como “un evento sin precedentes” en los más de 40 años que llevan haciendo transplantes.

“Los errores de esta magnitud son raros y, a pesar de las circunstancias inusuales de identidades similares de pacientes, una verificación adicional habría evitado este error”, agregó el directivo en esa misiva.

Al final, señaló que se tomaron medidas para garantizar que este tipo de hechos no se vuelvan a presentar.