De acuerdo con el medio NBC News, los residentes encontraron encima de sus carros y en las puertas de las casas televisores antiguos y otros objetos.  

Lo curioso de las grabaciones es que el misterioso individuo tiene puesto en la cabeza un televisor para ocultar su identidad, además viste un overol largo. 

“Es de lo más raro. El hombre se pone en cuclillas, pone el televisor en el piso y se va sin decir una palabra”, afirmó Adrián Garner, uno de los residentes del sector, al mismo medio.

El medio estadounidense informó que el caso fue denunciado a la policía, y que hasta el momento las autoridades han recolectado más de 60 de estos dispositivos en el barrio. 

El teniente Matt Pecka, de la División de policía de Henrico, indicó al informativo que el hombre podrían enfrentar cargos por tirar basura en propiedad privada.