A las patas del animal les dio gangrena, por lo que los veterinarios decidieron amputárselas para salvarle la vida, informó RT en Español.

El dueño del gato no se dio por vencido y llevó a su mascota a una clínica veterinaria de la ciudad de Novosibirsk.

Allí, los especialistas le hicieron, por medio de una tomografía computarizada, las prótesis de titanio para que volviera a caminar.

“Conservamos la función de las extremidades, hemos logrado un buen resultado”, comentó Serguéi Gorshkov, veterinario que participó en la intervención.    

En una grabación, que se ha hecho viral, se ve a Ryzhik bajando unas escaleras con las prótesis; sin embargo, le cuesta caminar y se moviliza con lentitud.

El video fue compartido en YouTube y ya tiene más de 7.000 reproducciones: