De acuerdo con el medio El Doce, el niño estuvo llamando a su celular cuando se dio cuenta de que no lo tenía, pero nadie le contestó.

Se presume que lo tiene una pasajera que se subió al carro tiempo después de dejar al pequeño en su casa, indicó el mismo medio.

No me quiero olvidar de mi mamá porque cuando estoy triste veo sus fotos y escucho su voz por los videos. Yo no quiero olvidar su voz ni su cara”, afirmó Gido, de 10 años, en la grabación.

A lo anterior, agregó: “Mi teléfono es un J7 Prime y espero que la gente con buen corazón lo encuentre y me lo dé, tengo todos mis ahorros como recompensa”.

En la entrevista al medio argentino, Gino aseguró que a la persona que logre recuperar su celular, le daría las gracias, le entregaría el dinero de sus ahorros (unos 40.000 pesos) y le dará un abrazo.