El padre del niño, identificado solo como Pan, se percató de que su hijo no dejaba de toser, pero se preocupó más porque salía sangre, indicó el Daily Mirror.

Luego de 10 días, el menor fue llevado al hospital y allí le practicaron varios exámenes, pero los doctores no pudieron diagnosticar el origen de su tos, agregó el medio inglés.

No fue hasta que el doctor Sun Yongfeng, vicejefe del departamento de medicina, practicó una broncoscopia y encontró “un organismo marrón en su tráquea”.

De acuerdo con el medio inglés, los especialistas sustrajeron con unos fórceps el objeto extraño y confirmaron que se trataba una sanguijuela.

“¡Estaba viva!”, fue lo que el doctor Sun dijo al ver a la criatuara en la garganta del niño.

La animal no alcanzó causar daño y el menor fue dado de alta el mismo día que lo intervinieron, indicó el mismo medio.

A continuación, un video en el que un doctor muestra a la sanguijuela en la garganta del menor: