“Hay algo irritante que a menudo se ignora y es el nivel de pedos dentro del avión… si no se maneja bien, puede causar molestias e inseguridad a bordo“, manifestó Gogo, según recogió BBC.

Frente a eso, la diputada propuso que de ahora en adelante se repartieran unas drogas antiflatulentas entre los pasajeros:

“Deberíamos tener sistemas médicos básicos que sean capaces de reducir el nivel de gas que uno puede exudar dentro del vuelo”.

Gogo, que también abogaba por controlar la cantidad de alcohol que se les daba a los pasajeros, añadió, de acuerdo con el medio, que un pedo era tan “irritante que podría conducir a peleas a bordo entre los pasajeros”.

Ella concluyó su intervención diciendo que “los pedos son terribles en un avión”.