De acuerdo con el diario La Cuarta, la mujer, con “facultades mentales perturbadas y en situación de calle”, estaba internada en ese centro médico hace días luego de presentar fiebre, tos y problemas para respirar.

Ese mismo día que ingresó al hospital, le practicaron el test de COVID-19, que un par de días después arrojó positivo, indica el mismo medio.

Tras enterarse de que tenía coronavirus, la habitante de calle aprovechó un momento de descuido de los médicos y se escapó por la ventana de la habitación donde se encontraba, detalla el rotativo chileno.

Las autoridades de Las Higueras llamaron de inmediato a los carabineros (policía) y les dieron la descripción de la mujer, para que la buscaran y evitaran una propagación mayor del COVID-19.

“Carabineros de Chile realizó un amplio operativo señalando las características a nuestra Central de Comunicaciones, tendiente a la ubicación de la mujer y el resguardo de la ciudadanía. Afortunadamente fue encontrada en la Vega Monumental, activándose todos los protocolos sanitarios para su tratamiento en el mismo hospital”, expresó el mayor Alejandro Alban, citado por La Cuarta.

La mujer fue interceptada por la policía en ese concurrido mercado, pero cuando fue rodeada por varios oficiales, trató de escapar de nuevo y hasta los escupió para que no se le acercaran, señala ese diario.

Tras la captura, la habitante de calle fue devuelta al hospital Las Higueras, donde la sedaron y la dejaron en aislamiento.

Por último, las autoridades locales ordenaron cerrar todos los locales del mercado Vega Monumental para desinfectar, publica La Cuarta.