De acuerdo con el zoológico, el felino se encontraba merodeando una casa particular, ubicada en el barrio San Luis de Colina, al norte de la ciudad de Santiago.

Hasta allí llegaron oficiales del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), quienes fueron los encargados de coger al puma silvestre.

Posteriormente, el animal fue trasladado al centro de rehabilitación del zoológico para su evaluación médica y en la noche del lunes 6 de abril, al ver que estaba en buenas condiciones, el puma fue liberado en su hábitat natural “bajo estrictas medidas de seguridad”, explicó el Zoológico Nacional de Chile en su Facebook.

Este es el tercer puma capturado en la capital chilena, luego de que encontrar el primero, a finales de marzo, en la localidad de Ñuñoa y el segundo la semana pasada en Chicuero.

Según vecinos de otro barrio de Santiago, otro puma fue avistado el pasado 25 de marzo, sin embargo, en esta ocasión, y tras un operativo de tres horas, las autoridades no lograron dar con el animal.

Según indicó el subdirector de Servicio Agrícola y Ganadero de la Región Metropolitana, Juan Valenzuela, la presencia de este especie en la ciudad, que normalmente vive en zonas de cordillera y precordillera de los Andes, se debe a “la ausencia de seres humanos a raíz del toque de queda” por el coronavirus.

Chile se encuentra bajo el estado de excepción por catástrofe debido al brote de COVID-19, bajo la prohibición de salir a las calles, con las clases suspendidas y con todos los comercios cerrados excepto los de primera necesidad.

Chile, que registró su primer caso de coronavirus el pasado 3 de marzo, ha confirmado hasta el momento un total de 5.546 contagiados y 48 fallecidos.