El joven fue rescatado por personal del zoológico y luego fue trasladado a un hospital, donde médicos descubrieron que solo había sufrido algunos rasguños, informó Daily Mail citando medios locales.

En cuanto a la osa —llamada Sabina—, un vocero del zoológico aseguró que esta terminó “muy estresada” por el ataque del borracho, cuya identidad no se reveló.

El portavoz añadió que si bien Sabina había sido parte de un circo y estaba acostumbrada a la presencia de personas, “no esperaba el ataque de un humano”.

El vocero también indicó que, luego de lo sucedido, la osa “se sentó en el agua gruñendo nerviosamente” hasta que sus cuidadores fueron a atenderla, reportó el diario británico.

De acuerdo con la prensa local, el joven ahora se enfrenta a 3 años de prisión por maltrato animal.

Este es el video del ataque: