“Arréstame con tu pene”, le dijo la mujer al uniformado mientras este le ponía las esposas en una calle de Newbridge (Gales del Sur). Entre tanto, varios testigos del hecho se burlaban de lo que veían.

Durante el forcejeo con el policía, la mujer calló al piso y el oficial aprovechó para esposarla. “Oh, sí, bebé”, manifestó ella mientras eso ocurría.

Daily Mail informó que la mujer fue detenida esa noche por su estado de ebriedad y mal comportamiento. De igual manera, recibió una multa de 90 libras esterlinas (373.000 pesos).

El video de ese momento fue compartido por un usuario de Facebook y ya tiene más de 190.000 reproducciones. Esta es la grabación: