Un video que circula en redes muestra que a simple vista el lugar parecía una tienda de mascotas como cualquier otra, pero, al entrar, había una puerta que daba acceso al bar. Allí, un hombre se encargaba de servirles el licor a las irresponsables personas que llegaron.

La revista Forum informó que el bar es propiedad del mismo dueño de la tienda de mascotas, y que el hombre no estaba autorizado para abrir durante la pandemia.

El medio añadió que el propietario recibió una multa de 800 reales (más de 540.000 pesos) y, además de cerrar el local, tuvo que sacar a sus clientes a la calle.

Internautas y medios de comunicación brasileños compararon lo sucedido con una escena de ‘Los Simpson’ en la que el cantinero Moe abre su bar sin permiso, bajo la fachada de una tienda de mascotas.

Aunque la policía también llega a ese lugar, Moe se salva de que lo multen y le cierren el bar.

A continuación puede ver el video del bar clandestino en Brasil y, en seguida, el clip de ‘Los Simpson’: