De acuerdo con el canal de televisión local El Doce, la víctima del brutal ataque es un hombre de 37 años, al que tuvieron que amputarle medio brazo derecho.

Cuando la policía llegó a la casa del sujeto, que no identificaron con su nombre, alertados por los vecinos, el perro pitbull seguía prendido del brazo de su dueño e intentó atacar a los uniformados, indica el mismo medio.

Por ello, los policías le dispararon al can para que no los agrediera, ni siguiera atacando a su dueño, agrega el canal argentino.

El dueño del pitbull fue trasladado de urgencias a un hospital cercano, donde el médico que lo trato decidió amputarle el brazo a la altura del codo y también le encontró una fractura en el brazo izquierdo, finaliza El Doce.