La aseadora se la llevó a un sótano y la retuvo en una habitación mientras esperaba a la policía. Gretchen grabó esos minutos, y el video se viralizó. De acuerdo con la traducción de Daily Mail, en esas imágenes se escucha cuando la empleada le dice lo siguiente a la víctima: “Aún tienes pene, recuerda eso”.

Cuando las autoridades llegaron al lugar, Gretchen fue esposada como si se tratara de una criminal y, luego, los oficiales se la llevaron a una estación de policía, indicó el diario británico, citando medios locales.

“No puedo entender cómo, en una ciudad que supuestamente promueve la igualdad de género, puede haber una persona que me trate como si hubiera cometido un delito”, manifestó Gretchen, según el reporte del rotativo inglés.

A través de un comunicado, conocido por el Philippine Daily Inquirer, el gerente general del establecimiento, Morriel Abogado, se disculpó con la víctima por lo ocurrido y aseguró que llamar a la policía fue una decisión personal de la aseadora, y no del centro comercial.

Abogado añadió que el trato que se le dio a Gretchen fue “inaceptable” y que la comunidad LGBTI”siempre ha sido bienvenida”. Asimismo, el directivo dijo que capacitará mejor a su equipo de trabajo para que casos como este no se repitan, indicó el medio.

Al final, la aseadora también se disculpó con la mujer transgénero, a través de una carta escrita a mano. Esta, según Daily Mail, decía lo siguiente:

“Quiero disculparme con Gretchen. Espero que con esta disculpa me dé una segunda oportunidad. Soy solo un ser humano; no era mi intención ofenderla. Estoy dispuesta a estudiar los derechos de la comunidad LGBT. Eso es todo; lo siento”.

A continuación puede ver el video del momento en que Gretchen permanece retenida en una habitación: