De acuerdo con el diario The Times of India, Dabhalkar fue hospitalizado el pasado 22 de abril cuando sus niveles de oxígeno bajaron demasiado y después de días en que hija buscó por cielo y tierra una cama UCI.

El octogenario fue internado en el hospital Indira Gandhi Rughnalaya, pero horas después cuando se estaba instalando en la habitación, escuchó llorar a una mujer que necesitaba una cama urgente para su esposo de 40 años, quien también estaba contagiado de coronavirus, indica el mismo medio.

Al enterarse que en ese hospital no había unidades de urgencias disponibles, Narayan Dabhalkar habló con su médico y dijo que le quería ceder su cama a esa persona joven y con hijos pequeños por los cuales responder.

Los directivos del hospital en un principio se negaron a su pedido, porque era poner en riesgo su vida, pero el anciano dijo que estaba consciente de lo que hacía. “Tengo 85 años. He vivido mi vida. Salvar la vida de un joven es más importante. Sus hijos son pequeños… por favor, denle mi cama”, dijo el hombre, citado por el rotativo indio.

Para no tener problemas legales, el hospital le pidió a Dabhalkar una declaración por escrito. Estoy vaciando voluntariamente mi cama para otro paciente”, escribió.

“Lo llevamos al hospital cuando sus niveles de oxígeno bajaron. Conseguimos una cama después de un gran esfuerzo, pero regresó a casa en un par de horas. Mi padre dijo que preferiría pasar sus últimos momentos con nosotros. También nos habló sobre un paciente joven”, dijo la hija de Narayan Dabhalkar a The Times of India.

“Mientras protegía la vida de otra persona, Narayan partió de este mundo en 3 días.Solo los verdaderos servidores de la sociedad y la nación pueden hacer tal sacrificio. Eres una inspiración para la sociedad”, escribió en Twitter Shivraj Singh Chauhan, ministro principal de Madhya Pradesh.

La hija del indio dijo que los últimos momentos de su padre fueron dolorosos y que falleció minutos después de que ella lo alimentó, cuando sus uñas se pusieron negras y sus extremidades se entumecieron, finaliza The Times of India.