YouTube ha tenido varios problemas con la Comisión Federal de Comercio por el tratamiento que da a la publicidad dirigida a los más pequeños. Aparentemente, la comisión estaba investigando a la plataforma por violar la privacidad de los menores de 13 años al recolectar sus datos personales cuando usaban la aplicación, según el portal Business Insider.

La plataforma tomaría estas medidas para evitarse problemas y demandas millonarias de las entidades gubernamentales que afirman que YouTube está violando los derechos de los niños, mencionó el mismo medio.

La aplicación se ha defendido varias veces de estas acusaciones con la excusa de que su sitio principal no es apto para niños, ya que para ellos se creó YouTube Kids que no usa anuncios dirigidos, de acuerdo con Bloomberg.

Esta medida haría que la plataforma perdiera el 10% de sus ingresos, lo que equivale a unos 50 millones de dólares anuales. Sin embargo, parece que la ‘app’ tiene todas las de perder, pues varias comisiones que defienden a los niños prohíben mostrarles propagandas sin el permiso de sus padres, informó el mismo portal.