El meme empezó a aparecer en varias imágenes con un texto que afirmaba que Instagram iba a permitir que las fotos privadas y los mensajes antiguos se podrían utilizar en casos judiciales en contra de sus usuarios.

“Todo lo que has publicado se hace público a partir de hoy, incluso los mensajes que se han eliminado”, dice el comunicado falso.

Como si fuera poco, el mensaje también les insistía a los usuarios que compartieran la foto para notificarle a la red social que tenía prohibido tomar cualquier acción en contra de sus publicaciones y mensajes.

“Con esta declaración, notifico a Instagram que está estrictamente prohibido divulgar, copiar, distribuir o tomar medidas contra mí en función de este perfil y / o su contenido”, afirmaba el meme.

Lo más curioso de esta declaración falsa es que varios famosos cayeron en la trampa y terminaron publicando las imágenes en sus perfiles. Algunos de los que fueron víctimas de este mensaje fueron Julia Roberts, Usher, Pink e incluso el gobernador de Texas, Rick Perry, según el portal Mouse.

Al ver tanto alboroto, la red social se pronunció y afirmó que el meme que estaba circulando por Instagram no era cierto y que la plataforma no estaba planeando cambiar sus reglas de privacidad, mencionó el mismo medio.