Por lo tanto impondrá nuevas restricciones en la publicidad en los videos de su navegador Chrome y en YouTube. El primero bloqueará los anuncios que se reproduzcan en medio del contenido que dure menos de 8 minutos, y el último no mostrará esos anuncios en primer lugar, analizó Cnet con base a una publicación de Chrome.

La compañía pretende descongestionar las plataformas, a pesar de que depende de los ingresos de la publicidad para alimentar su propio negocio. Cabe resaltar que YouTube generó 15 mil millones de dólares en el último trimestre de Google, añadió el mismo medio.

CNET también afirmó que a partir del 5 de agosto Chrome y YouTube dejarán de mostrar anuncios que duren más de 31 segundos si no hay posibilidad de omitirlos en los primeros 5. También se desterraron los anuncios que se colocan en primer tercio o que ocupan más del 20% del área total del video.

“En 2018, comenzamos a eliminar la publicidad de sitios web que muestran continuamente anuncios que violan los estándares de la industria… Desde entonces, hemos visto caer significativamente las tasas de bloqueo de anuncios en América del Norte y Europa en Chrome” expresó la compañía en la publicación.

Además, el navegador de Google comienza a contener las ventanas emergentes que solicitan permiso para enviarle notificaciones, detalló CNET.

También informó que Chrome 80 traerá un cambio relacionado con cómo los sitios web pueden indicar al navegador que almacene archivos de texto llamados cookies. Debido a que este mecanismo es útil para para recordar que se ha iniciado sesión en un sitio, pero también puede emplearse para rastrear o invadir la seguridad de los usuarios.