De acuerdo con la investigación, citada por The Washington Post, esa red social no está destruyendo las neuronas, pero sí está cambiando el comportamiento y el rendimiento de los tuiteros.

El autor principal del estudio, Gian Pablo Barbetta, en entrevista con el diario estadounidense, aseguró que Twitter desmejora sustancialmente el logro intelectual, lo que resulta “bastante perjudicial”, en especial en el ámbito académico, pues la red del pajarito afecta la retención de la información.

La investigación, dijo el medio extranjero, se hizo con cerca de 1.500 estudiantes de bachillerato, que iban a 70 escuelas italianas, durante 2016 y 2017. La mitad de los alumnos tenían que publicar citas, hacer reflexiones y comentar los tuits que sus compañeros hacían sobre la novela ‘El difunto Mattia Pascal’.

La otra mitad utilizó métodos tradicionales de educación, según The Washington Post.

Cuando se evaluó el desempeño (que medía la comprensión y memorización) de los estudiantes, dice el periódico, se encontró que Twitter redujo el rendimiento de 25 % a 40 % aproximadamente, comparado con una prueba de referencia hecha antes de que se hiciera la investigación.

Así entonces, el estudio, según el diario, ratificó que los “blogs y los sitios de redes sociales perjudican activamente el rendimiento, en lugar de simplemente no aumentar el aprendizaje”.