La nueva patente le permite a Spotify recuperar metadatos de la voz y/o el ruido de fondo de los usuarios, yendo un paso más allá de la tecnología que promueve contenidos personalizados.

Dicha patente se denomina “Identificación de atributos gustativos a partir de una señal de audio”, por lo que dentro de las variables ya no solo se tomara en cuenta el comportamiento, el género musical favorito, grupo demográfico o demás rasgos de personalidad de los usuarios, sino que podría reproducir canciones o podcast en función de señales contextuales.

¿Tecnología distópica?

Pese a que hasta ahora es una patente y que su implementación en el mundo real puede tornarse hacía el futuro, el debate ha empezado a desatarse; por un lado el medio de comunicación Pitchfork menciona que la plataforma de ‘streaming’ no han dejado en claro si la patente es especulativa, pues:

Cabe señalar que no es anormal que las empresas tecnológicas patenten tecnología que no acaba llegando al mercado.”

Aunque, se debe tener en cuenta que el reconocimiento de voz se ha ido aplicando en otros servicios como lo son Siri, Alexa o el asistente de voz de Google.

Por otro lado,  la BBC señala que los investigadores de Spotify han advertido sobre su implementación sin el debido cuidado ético, pues si su ambición es “crear la mejor experiencia de audio que existe”, tal como lo citó Pitchfork, no pueden ir en contra de sus principios:

“Rechazamos cualquier investigación o aplicación futura que viole los estándares éticos de uso de datos y no sean transparentes sobre la privacidad de sus usuarios”