“Hemos decidido hacer algunos cambios en Siri” como resultado de las preocupaciones expresadas sobre el programa de calificación, agregó la empresa.

Esas modificaciones incluyen nuevas reglas para la revisión de las conversaciones de los usuarios, que solo serán utilizadas cuando los clientes se suscriban voluntariamente al programa de “Graduación de Siri”, que busca mejorar el rendimiento del software de reconocimiento de voz.

Apple también se comprometió a borrar las grabaciones utilizadas por el programa de revisión.

“Nuestro objetivo con Siri, el asistente inteligente pionero, es proporcionar la mejor experiencia para nuestros clientes al tiempo que protegemos su privacidad”, destacó la compañía.

Las transcripciones generadas por computadora se seguirán utilizando para perfeccionar la capacidad del software de comprender lo que la gente dice y quiere decir, dijo la compañía.

Apple suspendió el programa de escuchas después de la noticia de que los contratistas habían accedido a audios con información médica confidencial, tratos criminales e incluso encuentros sexuales.

Por denuncias y versiones similares sobre invasión de la privacidad de usuarios, Google y Amazon también han anunciado cambios en sus programas de asistentes digitales ligados a la inteligencia artificial.