Durante los últimos años, Xiaomi ha dado mucho de qué hablar en el mundo tecnológico por los resultados que avalan su crecimiento exponencial en esa industria a nivel mundial.

Por ejemplo, este año la compañía china se convirtió en la tercera que más celulares vende en todo el mundo, superando así a Apple y enviando a ese rival gigante al cuarto lugar del escalafón que lidera Samsung, escoltado por Huawei. Además, en Colombia, Xiaomi se convirtió hace poco más de un mes en la segunda marca que más ‘smartphones’ distribuye en el territorio nacional, desplazando de esa posición a Huawei con el 20 % de la cuota del mercado que ahora ostenta. 

La premisa de esa empresa asiática ha sido clara: ofrecer, en un mercado muy competido, celulares de gama alta con los precios más bajos posibles. De hecho, en noviembre lanzó su nuevo dispositivo Mi 10T Pro, que cuenta con tres cámaras traseras: una gran angular de 108 megapíxeles, otra ultra gran angular de 13 MP y una última macro de 5 MP, y salió al mercado con un precio base de 2,7 millones de pesos. Además de sus cámaras, el equipo presume una batería de de 5.000 mAh, cámara frontal del 20 MP, un procesador Snapdragon 865 de Qualcomm, conectividad 5G, Wi-Fi 6, Dual SIM y pantalla con tecnología AdaptiveSync de actualización inteligente que se refresca a una tasa variable de hasta 144Hz.

La fórmula de ganarse un nombre en el mercado generando recordación por lo que ofrece en la relación costo-beneficio le ha funcionado a Xiaomi, pero detrás de su éxito hay más cosas que se pueden revisar. (Vea trambién: ¿Por qué Xiaomi se llama así? Su fundador responde)

Claves detrás del éxito de Xiaomi

A continuación, repasamos algunos de los aspectos que permitieron que esa compañía china le peleara cabeza a cabeza a los gigantes tecnológicos en tan solo 10 años de existencia:

  1. Fundadores experimentados y poderosos

Xiaomi se creó en 2010 gracias a Lei Jun, un reconocido empresario de la industria tecnológica en China. Pero él también estuvo respaldado por un grupo de socios con influencia en los gobiernos de ese país y de Singapur, como Qiming Venture Partners, IDG Capital y Temasek, según destacó el portal Hipertextual. El prestigio del que gozaban ese grupo de fundadores hizo que varios de los mejores talentos del mercado asiático se unieran a ellos en su objetivo de llevar a la compañía a lo más alto.

2. Un CEO que se volvió popular

Lei Jun es conocido como el Steve Jobs chino. De hecho, él ha reconocido que el fundador de Apple lo inspiró cuando se atrevió a crear Xiaomi, y no por nada adaptó muchas cosas de la empresa de la manzana en la suya.

Es el carisma de Jun, los métodos promocionales (también copiados de Apple) de la compañía y el bajo precio de las terminales que parece darle el éxito que tiene últimamente (…) Sus presentaciones están repletas de fanáticos de Xiaomi dispuestos a aplaudir, gritar y llorar con cada anuncio nuevo hecho por el CEO”, destacó Hipertextual.

3. Expansión de su modelo de negocio

En sus primeros tres años de vida, Xiaomi ganó reconocimiento por la calidad de los celulares que sacó al mercado. Sin embargo, no se conformó con tener buenos resultados en ese campo y decidió incursionar con inversiones altas en otras líneas de negocio que también le dieron réditos.

La compañía china tuvo éxito desde hace unos cinco años vendiendo servicios en línea como películas, series, juegos y servicios conjuntos con las operadoras. Pero eso no fue todo ya que sus fundadores decidieron financiar y participar en más de 100 emprendimientos a través de los que pudo complementar su catálogo de productos tecnológicos con características especiales que otras marcas no tenías, según destacó el portal especializado Nobbot.

4. Márgenes de utilidad bajos para vender celulares baratos

La junta directiva de Xiaomi estuvo de acuerdo hace varios años en que, para garantizar que seguirían vendiendo dispositivos gama media-alta a precios bajos, debían mantener un margen de ganancia bajo. Ese es uno de los factores que hace que los costos de los equipos de esa compañía sean menores que los de sus competidores, que quizás buscan más ganancias por las ventas de sus dispositivos.

5. No querer ser una marca de lujo

Así lo reconoció Tony Chen, gerente general de Xiaomi Latinoamérica, en una entrevista con la revista Semana. “Creemos que todos en el mundo deben tener derecho a beneficiarse de la tecnología, nuestra misión es brindarles a todas las personas la oportunidad de disfrutar de una vida mejor con tecnología innovadora, lo que significa que el precio de nuestros productos debe ser accesible y honesto”, declaró el directivo de la compañía.

6. Voz a voz en vez de una alta inversión en marketing

Chen también reconoció en su diálogo con ese medio de comunicación que a Xiaomi le importa más construir una reputación a través del voz a voz que hagan sus consumidores, en vez de invertir exageradas cantidades de dinero en campañas de marketing.

7. Colaboración con socios y una estrategia de localización

El gerente de Xiaomi en esta parte del mundo destacó tres pilares de la forma como piensan continuar su expansión en mercados emergentes como el colombiano y los de países similares.

“En primer lugar, continuaremos trabajando de manera estrecha y colaborativa con nuestros socios locales, incluidos los operadores de telecomunicaciones, distribuidores, plataformas de comercio electrónico y otros socios comerciales (…) En segundo lugar, seguiremos nuestra estrategia de localización, es decir, contrataremos más empleados locales, abriremos más tiendas físicas (…) Por último y siendo esto lo más importante, continuaremos haciéndonos amigos de nuestros usuarios colombianos, para que se conviertan en Mi Fans, incrementar la interacción con ellos y, a su vez, construir una comunidad más sólida para Colombia”, concluyó Chen en Semana.