La empresa fundada por Bill Gates y Paul Allen quiere abordar las preocupaciones que tiene el presidente de los Estados Unidos y se compromete a adquirir la red social realizando una revisión completa de seguridad, afirmó Microsoft en una entrada de blog.

Tanto la compañía de Redmond como ByteDance, actual propietario de TikTok, notificaron al Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS, por su sigla en inglés) sobre la posible compra y lo que esta implicaría, según el comunicado.

Así las cosas, Microsoft no compraría la totalidad de la aplicación, sino solo el servicio en cuatro países de habla inglesa (Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda), y puede invitar a que inversores minoritarios hagan parte del proceso, agregó la organización.

Bajo el nuevo esquema, los datos privados de los usuarios estadounidenses de TikTok se quedarían dentro de ese territorio, y la información que ha sido almacenada en otro país será transferida a Estados Unidos y eliminada de los servidores de ese lugar, señaló el gigante tecnológico.

Esta nueva estructura se basaría en la experiencia que los usuarios de TikTok adoran actualmente, al tiempo que agrega protecciones de seguridad, privacidad y seguridad digital de clase mundial. El modelo operativo para el servicio se construiría para garantizar la transparencia a los usuarios, así como la adecuada supervisión de la seguridad por parte de los gobiernos de estos países, dijo la empresa.

De ese modo, TikTok seguiría siendo administrada por ByteDance en China y en el resto de países en los que funciona, pero sería operada por Microsoft únicamente en los cuatro países nombrados, aclaró Xataka.