Los investigadores de Breakthrough Listen trabajaron en un programa que tiene como resultado un catálogo que enumera más de 700 objetivos distintos donde puede encontrarse vida extraterrestre: van desde asteroides, cometas y planetas, galaxias, nebulosas  hasta cúmulos estelares.

El objetivo del catálogo es expandir la diversidad de objetivos estudiados en la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI), según el documento publicado por el equipo de investigación.

Brian Lacki, investigador de Breakthrough Listen del Departamento de Astronomía en La Universidad de California Berkeley y primer autor del artículo, le explicó al mismo medio que algunos de los objetos que están en la lista son cosas que él no conocía hasta que llegó a estudiar en el posgrado o más tarde, o incluso hasta que estaba creando el catálogo, informó Gizmodo.

El investigador dice que espera que este catálogo inspire a los científicos a explorar muchos más aspectos misteriosos de la astronomía, pero que su propósito principal es ayudar a los investigadores y astrobiólogos de SETI para continuar con sus proyectos en el universo.

En total se identificaron 737 objetos astronómicos que preocuparon a sus investigadores cuando el proceso estaba en desarrollo ya que el número es sumamente extenso, simplemente por razones prácticas, agregó Gizmodo.

El nuevo catálogo también incluye algunos objetos tecnológicos que están en el espacio como las sondas Voyager, la nave espacial New Horizons, los satélites meteorológicos e incluso un automóvil en forma del Tesla Roadster rojo de Elon Musk, detalló el artículo. 

La estrategia para la creación del Catálogo Exótico de SETI no funciona de manera tradicional, en las que los científicos buscan señales extrañas pero familiares, como por ejemplo las emisiones de radio.

En lugar de esto, los científicos de SETI buscan señales tecnológicas extraterrestres, lo que se traduce en signos de tecnología alienígena que se pueden evidenciar en cosas como los depósitos de Dyson, que es una estrella rodeada de paneles solares, desechos industriales, hábitats espaciales y estudian escenarios que no con de común investigación, detalló Gizmodo.