Bajo el lema “diseño sin precedentes para tiempos sin precedentes”, la empresa canadiense VYZR Technologies lanzó al mercado un casco protector para prevenir el contagio del COVID-19 o de otra enfermedad causada por patógenos.

El BioVYZR, que es similar a la parte de arriba de un traje de astronauta, cuenta con un sistema de purificación de aire que filtra patógenos, alérgenos y contaminantes que están en el aire, afirmó la empresa.

El equipo tiene un ventilador “que aspira el aire en la parte posterior de la máscara, detrás de la cabeza, y lo empuja a través de los filtros. Luego se expulsa a través de los lados de la máscara”, explicó Sipse.

Con respecto a la fabricación, el dispositivo está hecho en neopreno, vinilo marino y ripstop (un tejido antidesgarro), y pesa 1.25 kg, incluyendo las baterías que hacen que funcione el ventilador.

El filtro utilizado es un N95, que significa que el sistema puede filtrar mínimo el 95% de las partículas que están en el aire, según Cnet. El equipo incluye un paquete de 10 recargas del filtro.

Indiegogo
Indiegogo

Otras de las especificaciones del producto, de acuerdo con el portal anterior, son:

  • Protector facial antiniebla con alta claridad óptica y visión gran angular
  • Entre 8 y 12 horas de duración para la batería con una carga individual
  • Ventilador ultra silencioso 

El proyecto fue subido a la plataforma de ‘crowdfunding’ Indiegogo y ha recaudado casi 500.000 dólares para su fabricación.

A diferencia de los equipos de protección personal convencionales, el BioVYZR tiene un sello hermético que no permite que filtraciones de micropartículas de virus y bacterias lleguen a los ojos, la nariz y la boca, ya que cubre toda la cabeza y se ajusta en la cintura.