Ruth Andrews, la cónyuge, publicó el acontecimiento en un grupo de Facebook y afirmó que ocurrió durante el día, mientras la familia pasaba un domingo tranquilo en su casa en Leeds, Reino Unido, informó ExaminerLive.

La esposa contó que él se quitó los pantalones inmediatamente al percatarse de que el humo no provenía de ningún electrodoméstico, sino de su celular, que estaba en el bolsillo de la prenda, indicó el medio británico.

“Al principio pensé que era la tostadora, pero Tony [el esposo] se movió al otro lado de la cocina y el humo lo siguió. Él entró en pánico porque llevaba pantalones cortos de concha, como pantalones cortos de natación”, dijo la mujer.

Las quemaduras las recibió en el momento en el que se liberó del traje por la alta temperatura que tenía su iPhone 8 Plus, que luego se derritió, agregó el portal mencionado.

ExaminerLive
ExaminerLive

De acuerdo con Andrews, el equipo se sentía como un “carbón caliente” y se podían ver todas las marcas de calor en su interior. El humo se propagó hasta las habitaciones, que tuvieron que ser ventiladas durante todo el día, apuntó el portal en su artículo.

Esta no es la primera vez que un móvil de Apple explota, aunque sí es raro que suceda. Según iPadizate, hace unos años ocurrió un evento similar en una tienda de la marca y hubo que desalojar el local.