La cámara delantera del Aqua Selfie de Intex es la más mala, según este ranking.

Las razones por las que se encuentra en este puesto empiezan por su sensor de 5 megapíxeles (MP) que, al ser tan bajo, no logra reconocer al usuario. Este celular también cuenta con poca resolución, por lo que no puede detectar algunos detalles al tomar una fotografía y el lente no es lo suficientemente brillante para captar los colores originales.

La siguiente cámara frontal en la lista es la del Meitu V6. Aunque el celular fue creado para tomar selfis, no fue bien recibido por los usuarios, entre otras cosas, porque critican su incapacidad para diferenciar la luz y la sombra. Además, se desenfoca fácilmente y su temperatura de color se vuelve fría en la mayoría de los casos.

El siguiente puesto toma por sorpresa a algunos usuarios fanáticos de Apple. Se trata del iPhone 6, pues su capacidad de estabilización al tomar una fotografía es ineficiente, pierde los detalles de la imagen cuando hay poca luz y el zoom es de poco alcance.

Hay que resaltar que los teléfonos que se encuentran entre los peores de la lista guardan la característica de ser los más antiguos del mercado, por lo que puede que hace unos años eran los mejores pero comparados con los dispositivos nuevos se vuelven defectuosos.