Una de ellas es un botón de “confirmación de envío de comentario” que les da Instagram a sus usuarios para afrontar el ‘bullying’. Se trata de una pestaña que les aparece a las personas que van a publicar un comentario que contiene insultos o palabras ofensivas para que piensen dos veces si quieren o no hacer esta publicación, según Cnet.

Al parecer, esta herramienta funciona por medio de unas palabras claves que Instagram ha señalado como ofensivas. También recoge una serie de comentarios que la aplicación ha bloqueado antes, según el mismo medio.

La siguiente función que lanzó la aplicación es para confundir a las personas que publican comentarios ofensivos. Les permite a los usuarios hacer creer a otra persona que puede hacer comentarios groseros pero en realidad nadie más los ve, afirmó FayerWayer.

Esta herramienta hará que los acosadores dejen de crear perfiles falsos para dejar malos comentarios cuando los bloquean. Sin embargo, podrían empezar a crear otras cuentas para verificar que su comentario sí se vea en el post.