La idea, según la compañía, no se quedaría en los celulares sino que llegaría a diferentes objetos más allá del cable, como la ropa, por ejemplo, según informó Gizmodo. 

El cable está lleno de una matriz de detección helicoidal, nombre que le puso Google, que consiste en una serie de sensores conductivos a lo largo y ancho de todo el cable, junto a hilos de fibra óptica. 

Los sensores detectan las acciones del usuario en el cable alrededor de sus 360 grados de superficie, incluyendo movimientos como toques, giros, apretones y deslizamientos de los dedos, agregó el mismo medio. 

En un video demostrativo, de uno de los desarrolladores de Google, se explica cómo esta tecnología permite manipular el cable para generar estos comandos y así controlar la música.

Como se muestra, es posible hacer movimientos como dar toques para pausar, o doble toque para avanzar de canción, apretar y girar para subir o bajar volumen. Los ‘taps’ son comandos muy utilizados en auriculares con superficies receptivas sensibles el tacto, en muchos modelos ya conocidos.

La finalidad del proyecto es que al sincronizar esta tecnología con el teléfono o altavoces inteligentes, los usuarios puedan controlar la música directamente desde su ropa. 

Tal parece que el cable reconoce los gestos en el 94 % de los casos, y podrían mejorar estos resultados con más tiempo de desarrollo, le digo Google a Gizmodo.