Los eventos se realizan cada sábado en la noche por medio de la aplicación de videoconferencia Zoom. Los participantes deben comprar un boleto y con esto podrán deambular entre una serie de habitaciones y ambientes temáticos diferentes, según The Verge. 

En su página web, Eschatón explica que los usuarios tienen el control de su experiencia, y que ciertos artistas podrán interactuar con ellos. Aunque cada quien es libre de rechazar o dirigirse a un espacio diferente para hablar con amigos, extraños o celebridades que asisten a la reunión. 

En cuanto al código de vestuario, el evento recomienda utilizar ropa como si saliera de fiesta una noche en la ciudad, pero pueden usar lo que quieran, al fin y al cabo están en sus casas por la cuarentena.

Eschatón se reserva el derecho de eliminar a cualquier persona del evento por comportamiento inapropiado en el momento que crea pertinente sin reembolso del dinero de su entrada, con el fin de respetar a los artistas y a los demás asistentes.

Algunas de las habitaciones tienen la apariencia de discotecas. Otras, en cambio, parecen un rincón de un sótano o el departamento de alguien, detalló The Verge.

El precio de los boletos de entrada puede variar dependiendo de la demanda para cada sábado, los interesados pueden consultar directamente en la página web de Eschatón.