Un estudio analizó los datos de miles de pacientes que tomaron los medicamentos y sus resultados no fueron mejores que los de las personas que no lo hicieron. Incluso, presentaron más probabilidades de morir o desarrollar un latido cardíaco irregular, informó The Verge.

El análisis, publicado por The Lanced, cubrió un registro de aproximadamente 15.000 pacientes en varios continentes del mundo, a los cuales se les administró hidroxicloroquina, cloroquina o uno de esos medicamentos, que defiende el presidente Donald Trump, junto con una clase de antibióticos llamados macrólidos. 

La comparación se hizo con aproximadamente 81.000 pacientes que no recibieron los mismos medicamentos dando como resultado que las personas tratadas con cualquiera de las medicinas tenían una tasa de mortalidad más alta, así como un mayor riesgo de desarrollar arritmia ventricular, agregó el mismo medio.

Tanto la cloroquina como la hidroxicloroquina se vincularon con peores resultados incluso después de controlar otros factores de riesgo como la edad, condiciones de salud preexistentes y ser un fumador activo.