También aseguró que creará mapas de “movimiento de la población” con herramientas para obtener información, pero protegiendo la privacidad de las personas, según una publicación del jefe de salud de Facebook, KX Jin, y Laura McGorman, del programa Data for Good.

“Los hospitales están trabajando para obtener los recursos correctos, y los sistemas de salud pública están buscando establecer las pautas correctas”, dijeron Jin y McGorman. “Para hacer eso, necesitan mejor información sobre si las medidas preventivas están funcionando y cómo se puede propagar el virus”.

Google anunció la semana pasada una medida similar, diciendo que proporcionaría un vistazo de la ubicación de los usuarios en todo el mundo para ayudar a los gobiernos a evaluar la efectividad de las medidas de distanciamiento social implementadas para detener la pandemia.

Las herramientas que Facebook está brindando a los investigadores incluyen “mapas de ubicación conjunta” para mostrar las probabilidades de que personas en un lugar específico entren en contacto con las de otro, quizás señalando dónde podrían aparecer nuevos casos de la COVID-19.

Los datos sobre las tendencias del “rango de movimiento” mostrarán si las personas se quedan cerca de casa como se les aconseja o se aventuran a otras partes de la ciudad, lo que puede exacerbar la propagación del coronavirus.

Facebook también está proporcionando un índice de amistades que cruzan las fronteras estatales o nacionales para permitir a los epidemiólogos pronosticar cómo se puede propagar el virus basándose en los lugares en donde las personas puedan buscar apoyo o refugio.