En un juicio, Ruiz confesó que había aprovechado su posición en la compañía para hackear varias cuentas de correo electrónico con el fin de obtener contenido privado sexual de sus colegas y otros empleados de la empresa, según Mashable.

El hombre descifró las contraseñas de varias mujeres jóvenes para entrar a sus bandejas y extraer los archivos. Asegura que lo único que quería era copiar fotos y videos para almacenarlos en su computador personal, mencionó el mismo medio.

Como si fuera poco, el exempleado también entró ilegalmente a las cuentas de Facebook, iCloud, Gmail y Dropbox de las trabajadoras para conseguir más fotos, videos y audios sexuales, de acuerdo con Hipertextual.

Finalmente, Ruiz aceptó los delitos y podría ser condenado a 5 años de prisión. Además, tendría que pagar una multa de 250.000 dólares por intrusión informática e intercepción de una comunicación por cable, informó el portal.

Hay que recordar que entre 2013 y 2014 la empresa sufrió varios hackeos masivos por los que tuvo que pagar una multa de 250.000 dólares para indemnizar a las víctimas. Estas intromisiones les hacen pensar a los usuarios que Yahoo es una plataforma insegura para dejar sus datos personales.