Específicamente las fallas afectan el software de escritorio de WhatsApp en la versión 0.3.9309 y anteriores, indicó Engadget.

El investigador de la firma, Gal Weizman, reveló en su informe que esta vulnerabilidad permitía a los atacantes insertar JavaScript en los mensajes y acceder a los archivos de forma remota. Con este método es posible alterar mensajes, buscar documentos confidenciales o incluso instalar virus adicionales.

La forma de caer en la trampa de los delincuentes consiste en que un atacante envíe un mensaje de texto creado con fines malintencionados y que la víctima haga clic en él. En ese momento brinda acceso la cuenta de Facebook y todas las demás que estén asociadas con esta, como WhatsApp e Instagram, añadió el mismo medio.

“Trabajamos regularmente con los principales investigadores de seguridad para adelantarnos a las posibles amenazas para nuestros usuarios”, dijo un portavoz de WhatsApp, a Forbes.

“En este caso, solucionamos un problema que en teoría podría haber afectado a los usuarios de iPhone que hicieron clic en un enlace mientras usaban WhatsApp en su escritorio”, agregó.

Las vulnerabilidades, denominadas colectivamente como CVE-2019-18426 involucran las versiones de escritorio, añadió.