De acuerdo con Reuters, Chapek detalló que hasta el 2 de enero Disney+ tenía 94,9 millones de usuarios en todo el mundo, y que la mitad de ellos eran adultos sin hijos.

“De lo que no nos dimos cuenta fue del atractivo no familiar que un servicio como Disney+ podría tener”, reconoció.

De hecho, más del 50 % de nuestro mercado global no tiene hijos“, comentó, y reconoció que esto brinda la oportunidad “de pensar de una manera mucho más amplia sobre la naturaleza del contenido”.

Aunque Disney se ha hecho un nombre en el entretenimiento para niños y jóvenes, recientemente ha diversificado su oferta. Por ejemplo, la adquisición de Fox y el posterior cambio de imagen que le practicó a esa cadena incluyó títulos distintos a su arsenal. Además, desde hace un tiempo también es propietaria de diversos canales deportivos.

Sin embargo, en cuanto a contenido de entretenimiento Disney+ ha tratado de desmarcarse de esa fama, sin salirse demasiado de sus parámetros, pero apuntando a un público adulto joven. Por ejemplo, incluyó en su catálogo al universo cinemático de Marvel y a ‘Star Wars‘.

Esas dos franquicias han comenzado a desarrollar material exclusivo para la plataforma que ha resultado un éxito, como el caso de las series ‘The Mandalorian’ y ‘Wanda Vision’.

Con la pandemia, estos servicios han vivido un auge mucho mayor del que ya traían en años recientes, lo que ha equilibrado que una compañía como Disney, que tuvo que cerrar sus parques temáticos y cines, paliara un poco la caída del 22 % de sus ingresos en 2020.