Las botellas tendrán sus propios sables de luz que se iluminarán en la etiqueta por medio de tecnología OLED; los usuarios tendrán la posibilidad de encender y apagar el ‘arma’ cuando quieran, según Gizmodo.

Las botellas estarán disponibles en Singapur y Coca-Cola tan solo fabricará 8.000 unidades para distribuirlas entre el 6 y el 22 de diciembre en 45 localizaciones secretas de la ciudad, mencionó el portal.

Después de que empiece la distribución, la marca irá revelando 5 pistas por día para que los fanáticos del conglomerado puedan ir al sitio donde se venderá la edición especial de la gaseosa, apuntó el medio.

Aunque es una idea creativa, la luz de la botella solo tiene batería para utilizarla 40 minutos y no es reemplazable. Es decir, que la podrán encender unas 500 veces (por cinco segundos) antes de que se vuelva inservible, de acuerdo con FayerWayer.

Los usuarios podrán conseguir dos diseños diferentes de la botella: una con la imagen de Rey (iluminada de color azul) y otra con la figura de Kylo Ren de perfil (iluminada de color rojo), informó el mismo medio.