El cofundador de Microsoft lo dijo en un evento de TedTalk luego de que el planeta enfrentara un brote global de ébola en 2014. Allí, advirtió que la comunidad internacional de científicos “no estaba lista para la próxima epidemia”, y agregó que tuvieron la suerte de evitar consecuencias catastróficas con el ébola, aunque el próximo brote “podría ser 1.000 veces peor”, según cita Gizmodo.

Cuando era niño, el desastre que más nos preocupaba era una guerra nuclear. Por eso teníamos un barril en nuestro sótano lleno de latas de comida y agua. Cuando se produjera el ataque nuclear, se suponía que debíamos bajar las escaleras, agacharnos y alimentarnos del barril, expresó Bill Gates en la conferencia del 2015.

Ahora, en un artículo de opinión del New England Journal of Medicine, Gates sugirió las siguientes soluciones para retrasar la propagación del virus, informó Business Insider:

  • Los países con mayor poder adquisitivo deberían suministrar a los países de bajos y medianos ingresos en África y el sur de Asia trabajadores de salud capacitados para monitorear la propagación del virus y administrar vacunas.
  • Establecer una base de datos internacional donde los países puedan compartir información.
  • Desarrollar un sistema que detecte los compuestos que ya han sido probados para su uso en una vacuna.
  • Los gobiernos y los donantes deberían financiar instalaciones de fabricación que puedan bombear vacunas en cuestión de semanas.

Además, Gates hizo una comparación con el actual brote y la pandemia de gripe de 1957, que mató a más de un millón de persona junto a la pandemia de gripe de 1918, que mató a 50 millones de personas. Agregó que el brote actual está en algún punto intermedio.