La compañía tomó esta determinación después de que varios estudios afirmaran que más de 42 personas habían muerto de enfermedades pulmonares relacionadas con los cigarrillos electrónicos, especialmente los vapeadores, según el mismo medio.

Apple eliminó 181 aplicaciones y actualizó su guía de revisiones en App Store para vetar las plataformas que fomenten el consumo de tabaco, productos de vapeo, drogas ilegales o cantidades masivas de alcohol, informó el portal.

“Recientemente, expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC, la American Heart Association y otras instituciones han atribuido a los cigarrillos electrónicos y productos de vapeo una variedad de lesiones pulmonares y muertes, llegando incluso a decir que la propagación de estos dispositivos es una crisis de salud pública y una epidemia juvenil. Estamos de acuerdo y hemos actualizado las pautas de revisión de la App Store para reflejar que las aplicaciones que fomentan o facilitan el uso de estos productos no están permitidas”, dijo la empresa en un comunicado.

Los usuarios que ya tengan aplicaciones alusivas a los cigarrillos electrónicos instaladas en sus dispositivos podrán continuar usándolas e instalándolas en otros teléfonos; sin embargo, si las eliminan no habrá forma de adquirirlas de nuevo, mencionó la marca.