Según un informe de la Autoridad de Competencia y Mercados del gobierno de Reino Unido, Google paga a Apple una ‘mayoría sustancial’ de 1,2 mil millones de libras, aproximadamente 1.500 millones de dólares, cada año solamente en el Reino Unido.

Esto sirve para que Google sea el motor de búsqueda que sale de manera predeterminada en un navegador u otra plataforma, en este caso de Safari en Apple, explicó Gizmodo.

Este acuerdo crea una barrera de entrada y expansión para los competidores de Google y en el documento el ente regulador sugiere limitar la capacidad de Apple para monetizar estos acuerdos o dar a los usuarios una opción diferente de motor de búsqueda en la configuración.

Los rivales que pueden verse en desventaja incluyen a Bing de Microsoft Corp, Yahoo!, propiedad de Verizon Communications Inc., y el motor de búsqueda independiente DuckDuckGo, agregó Reuters.

Durante años, Safari móvil se basa en la búsqueda de Google, lo que convierte al iPhone en un generador de ingresos para el negocio de publicidad móvil de Google y le da a a esta compañía una ventaja sobre la competencia, añadió The Verge.

La Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido hace esto para investigar las plataformas en línea y la publicidad digital.