“Monitoreamos la situación de cerca y hemos tomado esta medida por precaución. Estamos deseosos de poder dar la bienvenida a nuestros equipos y clientes nuevamente tan pronto como sea posible”, dijo el viernes un portavoz.

La multinacional cerrará temporalmente las puertas de 11 tiendas, seis de ellas en Arizona, dos en Florida y tres en Carolina del Norte y del Sur.

Apple perdía poco más del 1% en Wall Street el viernes tras anunciar esta decisión.

Desde hace ocho días, la cifra de muertes de covid-19 en el país se ha mantenido por debajo de los mil, pero la epidemia recrudeció en una veintena de estados.

El virus se movió desde Nueva York y el noreste hacia una amplia franja que cubre el sur y el oeste del país.

El grupo californiano anunció las primeras reaperturas a principios de mayo con un número limitado de público por tienda, controles de temperatura, distancia de seguridad y el uso de mascarillas para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Estados Unidos sigue siendo el país que más muertes tiene que lamentar por la pandemia con más de 118.000 y casi 2,2 millones de casos diagnosticados en su territorio, según datos de la Universidad Johns Hopkins, usados como referencia.

Pese a ello, el jefe de infectología de la Casa Blanca, Anthony Fauci, dijo el jueves que no será necesaria la implementación de nuevas medidas de contención en el país.