[…] tras tenerlos en nuestro cuerpo. Aquí te los contamos…

Mi columna pasada titulada ‘’Campaña anti-silicona, nuevo ‘boom’ entre las famosas’’ generó toda clase de reacciones. Algunas se sintieron identificadas con mis palabras pues, al igual que yo, están de acuerdo con que las cirugías estéticas no son una falta al amor propio, contrario a un discurso que se ha popularizado entre algunas personalidades que- como símbolo de auto-respeto y auto-aceptación- retiran sus implantes. ¡Ojo! como símbolo de auto-respeto y auto-aceptación, ningún otro motivo.

Sin embargo, es claro que no todos pensamos lo mismo y que este es un tema polémico. Mi columna de opinión fue muy mal recibida por las personas que han tenido que explantarse debido a complicaciones médicas. Ellas, sintieron mi escrito como un fusil que impactó directo en sus corazones. Toqué fibras que jamás pensé. Puse el dedo en la llaga sin saberlo, ni tampoco quererlo. Pero nunca hablé de ellas y mucho menos de las complicaciones a la salud que pueden llegar a generar estos cuerpos extraños en nuestro organismo. El enfoque fue otro.

Fueron tantos los mensajes, algunos muy amables y otros bastante violentos, que me sentí en la obligación de indagar al respecto y poder resolver muchas dudas relacionadas a este tema. Para hacerlo, contacté a un experto. Se trata del doctor Fabián Cuevas, jefe del Servicio de Cirugía Plástica de la Clínica Marly de Bogotá  y miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica. Él muy amablemente  aceptó la invitación a un live, en mi cuenta de Instagram, en donde nos contó todo lo que sabe sobre los implantes mamarios, sus mitos y sus verdades.

 

View this post on Instagram

 

Una publicación compartida de Pamela Rueda Cardona (@pamrue)

Lo más importante es aclarar que al día de hoy no está demostrado que los implantes produzcan cáncer de mamá. Sin embargo, hay varios aspectos significativos que se deben analizar con lupa antes y después de aumentar el volumen del busto mediante esta técnica.

Según la experiencia del doctor Cuevas, en la actualidad, la explantación es la cirugía que más realiza. De hecho, ha llevado a cabo doce en tan solo una semana. También señala que la mamoplastia de aumento ha decrecido significativamente en su consultorio, aunque en el pasado fue una de las cirugías que más llevó a cabo.

Te invito a que los conozcas y resuelvas todas tus dudas haciendo clic aquí, donde podrás ver la entrevista completa. Aunque tuvimos problemas de conexión al principio, finalmente logramos conectarnos. Nuestro diálogo empieza en el minuto 12:12

¿Qué es lo que está motivando a tantas personas a retirarse sus prótesis de seno?

Según el cirujano Cuevas las razones están asociadas, principalmente, a la creciente información que evidencia efectos nocivos para la salud en algunos pacientes.

Vale la pena aclarar que este porcentaje de personas con contraindicaciones causadas por los implantes representa tan solo un 10 por ciento del total de mujeres que han tenido esta intervención estética. Por eso, es importante no satanizar los implantes y no angustiarse al creer que por tenerlos también van a presentarse complicaciones. Eso sí, los controles luego de la intervención deben ser ineludibles y permanentes. Durante el primer año deben hacerse casi cada dos meses y del año en adelante cada 12 meses. Estos controles incluyen una ecografía mamaria y, de encontrarse alguna anormalidad,  se deberá hacer una resonancia magnética . ¿Hasta cuándo? Hasta que los tengas en tu cuerpo.

Esta cirugía, que lleva realizándose alrededor de 60 años en el mundo, hoy se está estudiando con más cuidado que nunca debido al número de personas que reportan reacciones adversas causadas por los implantes. ‘’No es cierto que los doctores hayamos callado información referente a la toxicidad de los implantes. Como científicos solo nos basamos en la evidencia y no en las especulaciones’’, manifiesta Cuevas.

Y es que en internet, especialmente en las redes sociales, se encuentran toda clase de informaciones relacionadas al tema, pero no todo es cierto.

Lo primero que debemos saber es que el implante es un cuerpo extraño y como todo cuerpo extraño puede producir reacciones negativas en nuestro organismo. Para empezar, el 100 por ciento de las personas con implantes mamarios hacen cápsula, es decir, un tejido inflamatorio que envuelve las prótesis y que se presenta como un rechazo a las mismas.

Lo que sí es diferente en cada persona es el grado de  

contractura capsular que se presente, porque depende de cada organismo. Esto hace referencia al grado de engrosamiento y endurecimiento de esa cápsula que va desde los niveles 1 hasta el 4.

Cuevas dice que de un 60 a un 65 por ciento de la población presenta una contractura grado 1, que es la ideal, porque se siente blanda y no presenta ningún dolor o molestia. Luego,  alrededor del 30 por ciento hacen una contractura grado 2,  en la que el seno se siente duro, pero sin sintomatología. Y el 10 por ciento restante tienen contractura grado 3 y 4 donde el busto se siente muy rígido, puede llegar a notarse deformidad y es bastante doloroso. En este último caso solo existen dos caminos: reemplazar las prótesis y extraer la cápsula o retirar los implantes y la cápsula definitivamente.

Otros riesgos ocasionados por los implantes:

  1. Se pueden romper

Bien sea por un trauma penetrante o de alto impacto, como por ejemplo un choque de tránsito; por un problema de calidad en el mismo, es decir algún defecto de fabricación y por accidente durante la cirugía, pues es posible que ocurra una perforación en la prótesis. En cualquier caso, la sintomatología como resultado del incidente no necesariamente se percibe de inmediato. De hecho, pueden pasar años. De ahí la importancia de llevar los controles juiciosamente.

  1. Seroma

Es la producción de un líquido inflamatorio como  consecuencia del rechazo al implante. También puede presentarse por un problema infeccioso y aislado a las prótesis. En otras palabras, no necesariamente se da por esta intervención estética.

  1. Linfoma anaplástico de células gigantes

El doctor Cuevas explica que es un tumor maligno de la cápsula, pero el 100 por ciento es curable- siempre y cuando se diagnostique a tiempo.

Agrega también que esta enfermedad no es exclusiva de los implantes mamarios, pues se puede presentar en prótesis dentales, de glúteos, de cadera, rodilla, etc y se sospecha que existe un elemento genético predisponente ‘’Calculamos más de 35 millones de mujeres en el mundo con implantes de mama y solo se han diagnosticado alrededor de 700 casos de este tipo’’. Señala.

  1. Síndrome de ASIA (Síndrome Autoinmune/autoinflamatorio inducido por Adyuvantes)

Este último es menos frecuente que los anteriores y, a hoy, no se tienen estadísticas concretas del número de afectadas así como tampoco bases científicas que sustenten la enfermedad. Sin embargo,  sí la padecen miles de personas.

Los síntomas son muy parecidos a los que pueden desencadenar cualquier enfermedad autoinmune como, por ejemplo, fatiga, dolor en el pecho, caída del cabello, dolor de cabeza, escalofríos, fotosensibilidad, dolor crónico, confusión y problemas del sueño, pero tras varios análisis médico es posible determinar si los malestares son generados por las prótesis.

En este sentido, el cirujano Cuevas nos cuenta que si alguien tiene una enfermedad autoinmune se le deben hacer exámenes de anticuerpos y, en la mayoría de casos, algunos de estos anticuerpos son positivos, lo que no pasa con los pacientes que padecen el Síndrome de ASIA.

‘’ Si una paciente con implantes sospecha que tiene la enfermedad lo que debe hacer es consultar con el reumatólogo, que es el especialista indicado en diagnosticar este tipo de enfermedades’’, agrega.

¿Qué sucede con las pacientes afectadas por el Síndrome de ASIA tras la explantación?

Según Cuevas, un 50% percibe mejoría en la sintomatología durante el primer año. Sin embargo, aclara que no en todos los casos el retiro de los implantes genera este mismo efecto, lo que resulta muy frustrante para la paciente.

Importante:

–       Toda persona que desee hacerse una mamoplastia de aumento debe realizarse una ecografía que permita evidenciar el estado de sus mamas.

–       La cápsula, de la que ya hemos hablado, se empieza a generar desde el momento mismo en el que son puestos los implantes. Por esta razón, a partir del primer mes de la operación deben llevarse a cabo unos automasajes que evitan el engrosamiento capsular. El médico es quien los indica.

–       Cuando el implante es puesto por encima del músculo es más probable que la cápsula se engrose. Así mismo cuando la textura del implante es liso, por lo que es más recomendable usar el texturizado.

–       En la actualidad, los implantes mamarios -sin importar la marca ni el tipo- deben reemplazarse al cumplir 10 años.

–       Jamás se deben evadir los controles de las prótesis mamarias. ‘’Existe un gran problema entre las pacientes que se hacen esta cirugía y es el exceso de confianza. Como se sienten bien y no ven nada anormal, no van a visitar al especialista. Esto es un grave error’’.

–       A la pregunta ¿Que es mejor: prótesis de solución salina o de silicona? Cuevas responde que en lo que refiere a la enfermedad de los implantes son preferibles las primeras, pero son poco comunes en Colombia.

–       La única forma de aumentar el tamaño del busto de forma significativa son los implantes mamarios, sin embargo en algunos casos se puede hacer una lipotransferencia, procedimiento en el que se extrae grasa para inyectarla en los senos. Cuevas no la recomienda por las contraindicaciones que podrían presentarse.

–       La explantación, es decir, el retiro de los implantes mamarios es una cirugía menos dolorosa que la mamoplastia de aumento, pero es más compleja, demorada y costosa.

Si tienes dudas, contacta al doctor Cuevas quien con mucho gusto resolverá tus preguntas.

No dejes de seguirme en mis cuentas de Instagram:
@loamehealthymarket @pamrue.

*Las opiniones expresadas en este texto son responsabilidad exclusiva de su autor y no representan para nada la posición editorial de Pulzo.