El material audiovisual muestra que el ladrón fue dejado en el punto del atraco por una motocicleta conducida por su cómplice. Mientras tanto, los trabajadores de la empresa de gas estacionaban el camión en una calle del sur de Cartagena, detalló el Noticiero CM&.

El pillo se hace el desentendido, comienza a caminar de un lado al otro y simula estar hablando por celular, mientras espera el momento indicado para dar el golpe. Los empleados, por su parte, siguen en sus labores.

El video muestra que siguen pasando los segundos y que el criminal, finalmente, se decide. De un momento a otro, saca su arma intimida a dos hombres y le apunta a la cara a uno de ellos. En lo que parece una discusión para pedirles el dinero que llevan, el pillo no se da cuenta de que en la parte trasera del camión hay otro trabajador que está atento a lo que le hacen a sus compañeros.

Aprovechando el descuido del ladrón, el empleado se vistió de héroe. Agarró uno de los cilindros de gas, midió la distancia que había entre él y el delincuente, tomó el impulso necesario y con un lanzamiento preciso le lanzó la pipeta de gas para defenderse del episodio de inseguridad.

¿Qué pasó con el delincuente en Cartagena?

El golpe fue certero, justo en la cara, y tumbó al delincuente al suelo en una secuencia que espantó al cómplice que iba en la moto. Al ver que su compañero estaba en el suelo, arrancó y lo dejó tirado.

A pesar del contundente golpe, el ladrón se pudo levantar y salió corriendo de la escena; eso sí, desorientado y tirando el dinero que había robado.

Los trabajadores lo siguieron para detenerlo. Según información citada por el Noticiero CM&, el delincuente cayó al suelo pocos metros más adelante, lo atraparon y lo entregaron a las autoridades.

Video del ladrón al que le lanzaron un cilindro de gas: