La mujer que se había ganado la confianza de la pareja que iba con su pequeño aprovechó un descuido de ellos para taparle la boca al niño y meterlo en la bolsa que planeaba sacar del centro médico, informó El Heraldo. 

Afortunadamente, el padre del menor se dio cuenta a tiempo y alcanzó a alertar a las autoridades, añadió ese medio.

Ella había alcanzado a caminar una cuadra desde la salida del hospital e incluso intentó irse en uno de los taxis que se ubican allí. Sin embargo, los propios conductores de transporte público evitaron que se fugara, apuntó el diario de Barranquilla. 

El centro médico informó que los documentos con los que se presentó la mujer eran falsos y que al establecer su verdadera identidad, encontraron en su historia clínica que había tenido un aborto hace seis meses, agregó Blu Radio. 

La mujer fue capturada y trasladada a la URI de la Fiscalía. Entre tanto, el hospital Niño Jesús indicó en un comunicado que ya abrió una investigación al personal administrativo y de vigilancia, concluyó esa frecuencia.