En las imágenes que difundió el noticiero se observa a un hombre que viste sudadera negra y un saco de color azul con capota, y que está parado en una de las entradas del edificio.

Desde allí, el hombre hace varias señas con sus manos hacia donde están los otros encapuchados, gestos que el noticiero interpretó como una posible indicación “para que alguien entre a la plaza”.

Mientras esto ocurre, al lado del encapuchado hay varios hombres que prenden fuego dentro del edificio usando las polisombras que habían sido instaladas para proteger las fachadas.

“¿Era el coordinador de los infiltrados que provocaron los desórdenes?”, se preguntó un periodista del noticiero, y dijo que las autoridades tratan de identificar al encapuchado.

Lo cierto, dice Caracol, es que si bien en esta imagen no se alcanza a ver el rostro completo del hombre, una cámara de seguridad de la Alcaldía que está ubicada a la entrada del edificio podría entregar más detalles sobre este y otros vándalos que destrozaron las instalaciones.

Y es que además de vidrios rotos y paredes manchadas, la Secretaría de Gobierno de Bogotá dio a conocer imágenes de cómo quedaron las oficinas luego de la arremetida de los desadaptados.