Las primeras versiones que entregó la Policía, en rueda de prensa, es que los asaltantes llegaron sobre las 7:00 de la mañana hasta el establecimiento comercial, ubicado cerca de la estación San Antonio del Metro de Medellín, con una falsa orden de captura y con la excusa de que iban a adelantar un allanamiento.

Una vez adentro, según contó el coronel Iván Santamaría, comandante (e) de la Policía Metropolitana, los delincuentes intimidaron con armas de fuego a los trabajadores y procedieron a amordazarlos para cometer el hurto.

El oficial confirmó, de acuerdo con Telemedellín, que los ladrones iban vestidos como policías y que lograron huir con joyas, 700 gramos de oro y unos 190 millones de pesos en efectivo.

El coronel Santamaría dijo que cuando los ladrones escaparon hicieron “unos disparos para amedrantar a la ciudadanía”, y que la Policía encontró un vehículo abandonado cerca del sector de Castilla.

“La Sijín asumió la investigación y ya tiene identificados dos vehículos más […] Se está en la ubicación, búsqueda y captura de los sujetos que emprenden la huida en dos motos, que también hicieron parte de este hecho”, agregó el oficial.

Medios locales como La Chiva Alerta publicaron imágenes del vehículo inmovilizado y allí se observa que es un carro marca Chevrolet Aveo, y también se aprecia que la Policía acordonó el sitio en donde se cometió el millonario robo: en el centro comercial Bolívar-Amador.

Según datos del Banco de la República, el gramo de oro para venta tiene un precio de 201.755 pesos, por lo que el robo de este metal precioso oscila entre los 141 millones de pesos.

Modalidad de robos a joyerías en Medellín simulando ser policías

Un robo similar a este se cometió en una joyería de un pasaje comercial en el centro de Medellín, en agosto de 2019, cuando 7 hombres que vestían como policías y agentes del CTI de la Fiscalía ingresaron tumbando puertas para llevarse joyas y dinero.

Para ese momento, el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía del Vale de Aburrá, dijo que los “delincuentes, en su simulación de hacer autoridad, tenían elementos como un tumba puertas, chaquetas y cubrecabezas tanto del CTI como de la Policía”.

En esa ocasión, la Policía detuvo a un hombre que estaría implicado en el asalto y que fue registrado por una cámara de seguridad, misma estrategia que hoy aplican en este nuevo robo para tratar de seguirles el rastro a los falsos policías.