Después de robarle sus pertenencias, entre ellas el celular, mientras la joven esperaba un bus alimentador de Transmilenio por una de las calles principales de la zona junto a un centro de salud (Calle 36 sur), los dos hombres intentaron llevarla hacia un caño para abusar sexualmente de ella, denunció la madre de la mujer ante City Tv.

Sin embargo, por la gravedad de las lesiones, la víctima no pudo interponer de inmediato la denuncia penal ante las autoridades porque tuvo que ser trasladada a un centro de salud de la zona, detalló ella.

“Dos venezolanos atracaron a mi hija, la volvieron nada y por un celular, casi me la matan. Querían abusar, yo creo, sexualmente de ella porque la dejaron vuelta nada. Tiene golpeada la parte izquierda de su rostro, en un ojo; los dos brazos y las dos piernas: la izquierda es la que más terrible tiene”, añadió.”, contó la mujer al noticiero.

“No son de nuestro país, les abrimos las puertas, porque se las abrimos, y vienen a atracar“, añadió la madre con furia.

Debido a la situación y a varios casos de inseguridad que se han presentado en el lugar, los residentes del sector les pidieron a las autoridades mayor iluminación y control, destacó el medio.