Así lo anunció la Fiscalía en un comunicado, en el que señaló que la carne equina fue distribuida en colegios de Bucaramanga y otras ciudades de santander, que tienen cobertura del Programa Alimentación Escolar (PAE).

Durante más de un año, los estudiantes habrían consumido raciones alimentarias de carne de caballo y burro porque, según la Fiscalía, Trujillo Gómez usó químicos “para alterar la contextura, intentar hacerla más blanda y darle un color rojizo” para hacerla pasar como carne de res.

El señalado y otras personas compraban animales, muchos enfermos e incluso muertos, y los trasladaban desde la Costa Atlántica hasta Bucaramanga, donde los sacrificaban, agregó el ente acusador.

Entre mayo de 2018 y septiembre de 2019, ‘el Padrino’ vendió entre 2.000 y 2.500 kilogramos de esa carne a operadores del PAE en Santander, por más de 500 millones de pesos.

Por este caso, la Fiscalía le imputó  al comerciante los delitos de corrupción de alimentos en concurso homogéneo y simultáneo en 18 oportunidad, fraude procesal y falsedad en documento privada.

Unas de las pruebas que presentó la entidad en las audiencias son conversaciones de Trujillo Gómez “en las que pedía inyectar la carne con más químico porque quedaba muy dura y en los colegios no la podían cocinar“.

Ante ese material, un juez de garantías envió a la cárcel al señalado.

La Fiscalía publicó un video del operativo en el que se detuvo a Trujillo Gómez, la carne que comercializaba y las facturas: