La Fiscalía General de la Nación confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter.

El ente acusador recordó que los hechos ocurrieron el pasado viernes 22 de noviembre, en el segundo día de las manifestaciones que vienen afectando a Bogotá.

Ese día, un grupo de inadaptados se llevó el bus a la fuerza en el sur de la capital.

Después, el bus de servicio público quedó destrozado y fue estrellado contra la tienda de bajo costo para derribar sus rejas.

Ya con la tienda expuesta, los delincuentes que iban en el vehículo aprovecharon y comenzaron a saquear el establecimiento.

Este es el anuncio del órgano judicial: